Cañete: Primeras declaraciones del concejal UDI Cristian Medina Cea luego de ser denunciado por abuso laboral y malas practicas.

Cristián Medina tardó más de una semana en dar alguna declaración sobre las graves acusaciones que le hizo su compañera de partido y secretaria de la oficina parlamentaria del diputado Iván Norambuena. Y lo hizo escuetamente después de haber presentado una querella, no aceptando preguntas y dando a entender que la génesis de las acusaciones se dan por su apoyo a la candidatura del diputado Macaya, lo que demostraría que hay un quiebre al interior de la UDI.

Como era de suponer, Medina optó por victimizarse ante las acusaciones recibidas, no respondió a ninguna de ellas y en una declaración pauteada ante 2 medios de prensa locales (que el mismo citó a deshora) a quienes no les permitió preguntarle, dio a entender que le hicieron estas acusaciones para perjudicarlo políticamente y por haber apoyado a uno de los candidatos a la presidencia nacional de la UDI – “Creemos que viene a entorpecer este trabajo…” – indica en parte de sus declaraciones donde habla en plural sin dejar claro a nombre de “quienes” está hablando.

Cuesta entender esta teoría conspirativa en que se basa el Concejal cañetino y seguramente instancias superiores de su partido tendrán que evaluarla, ya que las acusaciones que recibió fueron hechas más bien por su actuar personal que político, por lo que tratar de involucrar al partido, como él lo hace, pueda que no sea bien visto por la mayoría de los militantes y probablemente por el Tribunal Supremo donde fueron enviadas las acusaciones. Aunque es cierto también, que algún comportamiento personal del que se le acusa termina transformándose en político por lo que tendrá que pronunciarse la Contraloría, donde también se hicieron llegar antecedentes del mal uso de las dependencias financiadas por los impuestos de todos los chilenos.

Pensar que las acusaciones personales que se le hacen a Medina son para perjudicar una campaña nacional de elección en la UDI no soporta mayor análisis; ¿cuanto pueden influir 300 votos en esa elección?… Una simple lógica dice que si hubieran querido perjudicar dicha elección, hubieran lanzado las acusaciones a su persona antes de la fecha original de estas; quien lo acusa no tenía forma de saber que estas se postergarían y al revés, quizás siempre tuvo planificado y el cuidado de hacerlo después de las elecciones para no perjudicar y mezclar mayormente al partido en esta problemática, pero… surgió el inconveniente de todos conocidos.

En las declaraciones de este viernes sobre las acusaciones recibidas, Cristian Medina dice que estas “Carecen de toda veracidad y que son totalmente infundadas…”, por lo cual ha “presentado una querella criminal por los delitos de injurias graves con publicidad…” y que está siendo “asesorado por importantes abogados…”. Esto lo hace después de una semana de recibidas las acusaciones, ausentándose incluso de sus responsabilidades como concejal en dos reuniones que hubo, justificándose con una licencia médica. Semana en la cual, al parecer después de unos cuantos análisis y al parecer haber intentado negociar sin éxito con la contraparte, presentó la querella en cuestión.

A pesar de decir que TODO carece de veracidad, no sabemos si la querella tratará de demostrar que TODAS las acusaciones son injuriosas, podrían dejar algunas fuera, asumiendo su veracidad; como sea, son bastantes y de seguir el curso completo esta causa (sin un acuerdo previo o juicio abreviado), nos será corto el tiempo que lleve su desarrollo y donde será interesante observar un juicio oral y público con testimonios de muchos testigos que podrían incluir los testimonios de importantes autoridades locales, regionales y hasta algún parlamentario. ¿Será lo que le convenga a la UDI?… ¿Por qué no esperar las resoluciones de la Contraloría y del Tribunal Supremo de la UDI?… ¿Qué pasaría si Medina gana el juicio por injuria y en las otras instancias le dan la razón a la querellada?

La parte querellada y acusadora de Medina, Denice Vergara Sierra, ha hablado con convicción, se ve segura y convincente; dice tener testigos y potentes pruebas; ha recibido bastante apoyo y también crueles ataques; está demasiada dolida y afectada en su dignidad para pensar que negocie un “simple acuerdo” para tapar todo, dejarlo en nada y de paso quedar como “vendida” ante la ciudadanía.

Nota: Cortesía de Lanalhue Noticias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*