QUEDÓ SIN FRENOS, SE ARROJÓ A LA PISTA Y MOTO TERMINÓ INCENDIADA.

Un impresionante momento se robó las miradas este domingo en el Gran Premio de Estiria del MotoGP.

No estuvo protagonizado por el ganador de la prueba, el portugués Miguel Oliveira. Al contrario, el hecho estuvo a cargo de un piloto que terminó descalificado: el español Maverick Viñales.

El representante hispano tomó una notable decisión en cosa de segundos, lo que pudo haberle salvado la vida.

Con su moto andando a cerca de 200 kilómetros por hora, Viñales se arrojó a la pista al confirmar que se había quedado sin frenos. Acto seguido, el vehículo impactó una barrera y luego se incendió.

La acción del español ha sido alabada por compañeros y fanáticos. Sin embargo, el deportista no pudo ocultar su molestia tras la competencia.

“¿Miedo? Miedo nada, mucha rabia. Es que no puedo hacer nada. Por suerte, los circuitos son lo suficientemente seguros para que si sucede algo así, puedas tener tiempo de reacción. Mucha rabia dentro y mucha frustración”, lamentó.

Viñales acotó que “son tres carreras que teníamos una oportundidad buenísima para arrebatar un montón de puntos a Fabio (líder de la general). Ha habido muchos fallos en estas tres carreras. No podemos pedir mucho más si estamos fallando”, concluyó.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*