Internacional: Una bestia de 20 años.

La historia cuenta que la mejor forma de hacer dormir a Luka Doncic en sus primeros meses de vida era al ritmo de una pelota de básquetbol botando en el parqué. Mito o realidad, lo indesmentible es que la relación del esloveno y su deporte se dio desde la cuna. Sasa, su padre, exseleccionado de su país, lo obligó a crecer dentro de una cancha, debajo de un aro, jugando desde que tenía un año con tipos que superaban los dos metros de altura.

Para muchos esta es la mejor explicación de por qué el base es un adelantado. Literalmente. A los 16 años debutó con un triple en el plantel de honor del Real Madrid, equipo que lo recibió a los 13; a los 19 ganó la Euroliga con los merengues y se consagró MVP. Nadie lo hizo tan temprano y hoy, con 20 años y menos de 100 partidos en la NBA, defendiendo a los Dallas Mavericks, ya está entre los cinco mejores jugadores de la competencia cestera más exigente del planeta. Sus números asombran y transforman al conjunto texano en protagonista de la temporada, en candidato a llegar a playoffs.

Lo de Doncic y la NBA tiene un antecedente anecdótico. El esloveno es el jugador más joven en haber enfrentado a un equipo de la mejor liga del mundo. En octubre de 2015, Boston visitó al Real Madrid para disputar un amistoso. El base tenía 16 años, siete meses y nueve días. Fue triunfo de los Celtics por 96-111 y un indicio de dos caminos que se cruzarían.

Sus buenas actuaciones en el Real Madrid despertaron el interés de todo el mundo. Y a Doncic se le abrió el apetito. Se inscribió al draft de la NBA en 2018. En ese junio fue fichado en tercer lugar por Atlanta, quienes lo ocuparon como moneda de cambio y debió marcharse a Dallas, donde hoy deslumbra en cualquier cancha.

A Doncic no le llueven elogios porque sí. Basta ver sus impresionantes números en noviembre para reconocer en el esloveno a un jugador difícil de igualar. Figura absoluta y líder de los Mavericks, su promedio fue de 31,7 puntos, 10,4 rebotes y 10,4 asistencias por partido. Lo anterior lo ubica junto a Oscar Robertson y Russell Westbrook como los únicos de todos los tiempos en promediar un triple-doble con más de 30 puntos en solo un mes. Para adornar sus treinta días de ensueño: en tres juegos hizo más de 40 puntos y en seis completó triples-dobles.

Hace algunos días, incluso LeBron James habló de Doncic. “Es un gran talento, me encanta su juego, su habilidad para crear tiros no solo para él, sino para sus compañeros. Eso es lo que me gusta, en lo que siempre he creído y él juega a este deporte de la forma que se debe”, dijo la estrella de los Lakers.

Cualidades que el alero del club de Los Ángels vivió en carne propia ayer, cuando los Mavericks se impusieron de visita por 100-114 con el esloveno como la principal figura al aportar un doble-doble de 27 puntos, 10 asistencias y nueve rebotes. “Vencer de visitantes ante un rival como los Lakers no es algo que pueda lograrse siempre”, declaró Doncic tras el partido.

Carlos ‘Coach’ Morales, comentarista especializado de ESPN, también tiene una opinión clara sobre el esplendor del balcánico. “Es un prodigio, pues antes de los 20 años ha logrado todos los honores que se pueden obtener en Europa (campeón de un europeo de selecciones, campeón de la ACB, campeón de Euroliga y MVP de la Final). Ahora, sin haber cumplido los 21 ya es Novato del Año de la NBA y es un candidato real a MVP de la liga por ser el referente principal de un equipo que viene jugando muy bien”, explica, contactado por La Tercera.
“En cuanto a su futuro, parece encaminado a ser uno de los grandes de este deporte; siempre y cuando se pueda mantener trabajando en su juego, con los pies en la tierra y libre de lesiones”. matiza.

Ahora

En la temporada actual el esloveno ha jugado 18 partidos, promediando 30,8 puntos, 9,9 rebotes y 9,6 asistencias. El martes pasado fueron los Clippers quienes sufrieron 22 puntos de Doncic. Y el base de los angelinos, Paul George, resumió sobre el joven: “Es un bebé aún y tiene muchísimo por crecer. Explotará todo eso que le falta, pero mientras tanto está haciendo cosas asombrosas. Dará miedo cuando empiece a alcanzar su techo”. Y el viernes siguiente, alcanzó ante los Suns su techo de 42 puntos en un juego. A sus 20 años, el esloveno ya atemoriza en la NBA.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*