Nacional: Las barras bravas llaman a sabotear el regreso del fútbol.

Diferentes agrupaciones de hinchas de norte a sur, entre ellas las de Colo Colo y la U, exigen que no se retome el campeonato el próximo fin de semana. Acusan que su vuelta es una medida para distraer a la gente.

Las autoridades de gobierno, en conjunto con las de la ANFP, determinaron que la próxima semana volverán a disputarse los torneos de fútbol profesional del país. Primero, a mitad de semana, retornará la Primera B, mientras que a partir del viernes lo hará el Torneo Nacional, con el clásico entre la UC y Colo Colo incluido.

Los jugadores, a través del Sifup, han manifestado sus inquietudes en torno a la crisis política y social que vive el país y decidieron no jugar este fin de semana como era la intención de la dirigencia. Sin embargo, tras reunirse con la asociación el miércoles por la mañana, aceptaron jugar el próximo fin de semana.

La noticia, sin embargo, no gustó entre los aficionados. Diferentes agrupaciones de hinchas, de hecho, han comenzado a llamar a sus parciales a boicotear la reanudación de las competencias, argumentando que se trata de una medida de distracción, impulsada para bajar el calor del movimiento social.

“Nunca les hemos creído. No les importa el desarrollo deportivo, ni los clubes; menos los hinchas”, reza un comunicado emanado desde la coordinación de la Garra Blanca, el núcleo duro de los hinchas de Colo Colo. “Lo que pretende el gobierno es dar una sensación de normalidad a través del fútbol y crear una falsa realidad“, añaden los hinchas blancos, actores activos en todas las movilizaciones realizadas en Santiago. “Pretenden utilizar a los clubes como una herramienta política a favor de sus intereses (…) Parafraseando a nuestro gran capitán, el fútbol pasó a segundo plano, porque estamos luchando por cosas mayores“, cierra el texto, acompañado de un llamado a boicotear la reanudación del torneo.

La barra de la U, en tanto, también se cuadró con la iniciativa. “No puede retornar el juego mientras no se haya concretado un compromiso político que satisfaga las justas demandas del pueblo“, expresaron Los de Abajo. “Asistir al estadio en sí es un peligro para la integridad de las personas; y puede ser peor bajo el estado actual de la represión. Reanudar el campeonato sería exponer a la hinchada a un desastre de violencia, persecución y criminalización”, añaden.

A la de los dos equipos más trascendentes del país se han sumado las parcialidades de otros elencos, como Everton y Santiago Wanderers, quienes hicieron el mismo llamado para la Quinta Región. “El comienzo del campeonato no es más que un intento desesperado por apagar la llama de cada uno de los combatientes… No dejaremos que ni un jugador toque la cancha“, afirmaron Los Panzers. “Es una falta de respeto contra la causa y todas las víctimas… Somos materia dispuesta para boicotear cualquier partido de fútbol profesional“, complementaron Los del Cerro.

Los Tanos, de Audax Italiano, por su parte, igualmente rechazaron la determinación de la Asociación y la Intendencia Metropolitana. “Nos parece de profunda desconexión social el querer normalizar la crisis política y social que existe actualmente en nuestro país, queriendo ocupar el fútbol para sus sucios objetivos”, dijeron. Y por Unión Española, la Furia Roja también adhirió: “Como Furia Roja nos oponemos totalmente a la decisión tomada por la ANFP y el Sifup (…) hacemos el llamado a no asistir, no seremos parte del circo no nos prestaremos para hacer ver que hay normalidad”.

En el norte, los miembros de la barra Huracán Naranja, de Cobreloa, se cuadraron con el llamado del resto y pidieron a los suyos no asistir al estadio y “seguir luchando”, al tiempo que pidieron que los jugadores del plantel se sumen a ellos en las manifestaciones. Lo mismo que los Ultras Kanarios, de San Luis de Quillota. “Sin justicia social, no habrá paz social. Tampoco fútbol. La decisión de la ANFP es ilógica y fuera de toda realidad. No habrá partido. Lo decimos desde ya”, sentenciaron los seguidores del equipo de la Quinta Región interior.

También se sumaron los hinchas de O’Higgins, que se congregan entre La Trinchera Celeste y La Banda del Capo: “Rechazamos rotundamente el normal desarrollo del Campeonato Nacional mientras en las calles de Rancagua y todo el país una gran cantidad de la población se sigue manifestando por mejores condiciones de vida (…) las agrupaciones de hinchas que firmamos este comunicado nos manifestaremos frente a la reprogramación de los partidos de visita y de local, ya sea no asistiendo al estadio o no permitiendo el desarrollo del espectáculo, mientras el contexto social y político del país así no lo permita”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*