Contulmo: Niñas y niños de Calebu comenzaron rodaje de su propia película.

Cada vez queda menos del Taller de Cine Minchekewün en la comuna de Contulmo, pero el entusiasmo y las ganas de ver el resultado final tiene motivados a grandes y chicos.

Costaron sólo seis sesiones para que los y las pichikeche de la Escuela de Calebu pudieran crear la historia para su película, desde ahí en adelante, las clases se han transformado en un set de grabación con todas sus letras.

Es que desde un principio la historia removió las ganas de participar de estos diecisiete niños y niñas. Una historia que tiene mucho de ellos y de la cultura local, convirtiendo en ficción los relatos que rescatan de sus familias, de la cosmovisión mapuche y de las leyendas que se han traspasado de generación en generación.

Así nos lo relata la directora de la película, Milagros Pedraza de quinto año básico, “el cortometraje trata de cuatro alumnos muy amigos, que en clase de chedungun, conocen la historia de los cuatro elementos que están en un instrumento musical mapuche muy importante para nuestra cultura, como es el kultrun: el agua, la tierra, el fuego y el aire”.

Los cuatro adquieren los poderes de cada elemento y entre todos se proponen derrotar a quien daña enormemente la tierra y el agua, una fuerza maligna denominada por ellos, como multiforma.

Milagros comparte con nosotros los conocimientos que este taller le ha otorgado y nos cuenta que aprendió que, “tenemos que trabajar en grupo, no pelearnos, ser amigables, más encima el mensaje que nosotros mismos descubrimos, tenemos que ser más tolerantes entre nosotros y sobre todo cuidar la naturaleza”.

Y es que el trabajo en equipo es fundamental, ya que cada uno de ellos pasa por las diferentes funciones dentro de un set de grabación. Así nos comenta Ángel Canulao, de sexto año básico, quien ha “hecho trabajo de camarógrafo y ha sido bacán, he aprendido muchas cosas con la cámara he aprendido a ver la intensidad del brillo, planos, entre otras cosas más” y añade, “he aprendido a actuar, a hacer los set, es una muy buena experiencia, porque mi rol en la película es ser aire y con fuego mataremos al multiforma”.

La directora del establecimiento, Maritza Contreras, lamenta que el taller no pueda continuar más allá de los plazos previstos, ya que insiste en la buena recepción que tuvo en la comunidad educativa, las ganas de poder replicarlo a otros cursos y que “fue tomado muy bien desde todo punto de vista, desde los colegas profesores, docentes, de los apoderados y sobre todo en los niños. He visto un cambio en todos ellos, los he notado felices” y agrega lo beneficioso que es académicamente hablando.

El equipo de ONG Brotar sigue en la región impartiendo el taller, muestras itinerantes de cine en establecimientos de toda la comuna y realizando un conversatorio acerca del cine como herramienta de difusión del patrimonio cultural.

Quedan solo seis sesiones de este significativo proyecto, que financiado por Fondos de Fomento Audiovisual, convocatoria 2019, pudo llegar a esta comuna y a otras de nuestro territorio nacional, entregando herramientas a todos los y las pichikeche, para que puedan crear su propia película.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*